Trabajar con nuestros prejuicios​

EJERCICIO DE AUTO-FORMACIÓN - TEXTILES PIGÜÉ COOPERATIVA DE TRABAJO LTDA. ​

Este APRENDIZAJE nos permite trabajar el 1er. Principio del Cooperativismo: Membresía abierta y voluntaria

La presente actividad propone trabajar el 1er. Principio del Cooperativismo: Membresía abierta y voluntaria.

La actividad analiza las modalidades y tensiones del proceso de incorporación de nuevos socios de la Cooperativa Textiles Pigüé (Provincia de Buenos Aires)

En las siguientes pestañas se encuentran las pautas metodológicas, los temas sugeridos para dinamizar el debate, el texto de aprendizaje y los materiales para la realización de la actividad de autoformación.

Desde la sección Descargas se puede acceder a los archivos pdf de la Guía del implementación y el Texto de Aprendizaje.

La dinámica es muy sencilla y está pensada para trabajar en un formato taller participativo, con una duración estimada en 60 minutos con un grupo de 20 participantes. Se requiere que alguna/o de los integrantes asuma el rol de coordinador de la actividad para asegurar la pluralidad de voces y el cumplimiento de los tiempos sugeridos. La actividad se basa en el trabajo con un Recurso Pedagógico disponible en la Plataforma consistente en 5 “Fichas de Ingreso” que ficcionalizamos especialmente para éste ejercicio. La idea es utilizar éste material para trabajar en parejas o grupos a partir de una consigna que explicitamos a continuación. Luego en plenario cada pareja/grupo comparte con el resto los resultados de su trabajo y finalmente se continúa el plenario abriendo un intercambio más amplio a partir de las contribuciones previas.

  1. Preparación del espacio y materiales necesarios:
  • Si es posible organizar una ronda o semicírculo donde todas/os los participantes puedan mirarse unos a otros.
  • La visualización del Recurso Pedagógico “Fichas de Ingreso” se puede hacer desde una computadora (con o sin proyector) dependiendo de la cantidad de participantes, ó directamente desde las tabletas o celulares inteligentes personales, ya que el material está disponible en línea dentro de la plataforma. También es posible descargar e imprimir desde la plataforma estos materiales y luego repartirlos entre los participantes.
  • Para el trabajo en parejas se puede proveer de hojas y lapiceras para anotar frases o palabras importantes a recordar a la hora de compartir en el plenario, o directamente trabajar reponiendo oralmente lo que pensaron y discutieron.
  • Para la tarea de coordinación puede ser útil tener impresa ésta guía y también el documento APRENDIZAJE Trabajar con nuestros prejuicios, disponible en la plataforma para descargar y/o imprimir, y que sirve para introducir y contextualizar la temática a trabajar en el ejercicio de auto-formación. También se puede acceder a ambos materiales directamente desde la plataforma desde una tableta o teléfono inteligente personal como forma de “tenerlo a mano”.
  • Para recuperar conclusiones o puntos importantes de la discusión en plenario puede ser útil contar con hojas de papel en blanco y marcadores finos para repartir a las parejas/grupos que participan de la actividad. También es conveniente contar con, papeles afiche o similares, marcadores gruesos y cinta para pegar para que el coordinador pueda anotar palabras o frases importantes en el momento de plenario.

       2. Dinámica de trabajo:

00:00 a 00:10 | Apertura

Presentación actividad

Se puede abrir la actividad haciendo a referencia a la problematización del principio cooperativo y el contexto en el cual fue elaborado este ejercicio (Ver documento APRENDIZAJE Trabajar con nuestros prejuicios)

00:10 a 00:30 | Segundo momento

Trabajo en parejas/grupos

Se propone que se organicen en parejas/grupos para visualizar las “Fichas de Ingreso” ficcionalizadas, ya sea descargándolas e imprimiéndolas desde la Plataforma, o bien, visualizándolas en línea a través de computadoras, tabletas y/o teléfonos inteligentes. Luego se propone trabajar en parejas/grupos de acuerdo con la siguiente consigna:

“Cada pareja/grupo tiene que hacer de cuenta que les toca seleccionar nuevas/os socias/os para incorporarse a la Cooperativa. Para eso tienen que leer las 4 Fichas de Ingresos que han presentado distintas personas y seleccionar sólo 2 de las 4 postulaciones. Recuerden que tienen que justificar porque seleccionan esas en particular y no las otras.” Se reparten hojas blancas y marcadores finos a cada pareja/grupo por si quieren anotar ó dibujar durante el trabajo.

00:30 a 0:40 | Tercer momento

Compartir resultados en plenario

Se pide que en ronda cada pareja/grupo pueda compartir con el resto cuáles fueron las 2 Fichas seleccionadas y que justifiquen su elección. La idea es tener una visión general. Tienen en promedio unos 5 minutos por pareja/grupo para compartir lo que trabajaron. Se sugiere también que el coordinador anote palabras o frases importantes de cada exposición en un afiche a la vista de todas/os.

00:40 a 00:60 (en adelante) | Cierre

Discusión abierta en plenario y actividad grupal de cierre

Luego de agradecer los aportes de cada pareja/grupo, el coordinador propone al conjunto de los compañeros/as que reflexionen sobre las similitudes y diferencias que pueda haber entre los criterios que elaboró cada pareja/grupo para seleccionar algunos de los perfiles expresados en las Fichas, y desestimar otros. Una consigna posible podría ser formulada del siguiente modo:

“Ahora los invito a que pensemos juntos sobre las similitudes y diferencias en los criterios que cada grupo considero para justificar la selección de perfiles que realizó”. La idea es que éste momento el coordinador pueda trabajar sobre los prejuicios explícitos y/o implícitos que pueden aparecer al trabajar con las Fichas ya que cada perfil fue elaborado de forma de integrar cualidades evidentemente “positivas” y “negativas” a propósito para promover la discusión entre los participantes.

En la siguiente pestaña se presentan algunos tópicos que pueden ser de utilidad para dinamizar la discusión por parte del coordinador del ejercicio.

Temas sugeridos para dinamizar el debate

La idea es promover la discusión en parejas/grupos acerca de los motivos por los que aceptarían o no la incorporación de cada perfil. El ejercicio sobre el ejemplo ficcionalizado busca poner en discusión criterios reales existentes entre cada uno de nosotros que expresan prejuicios no evidentes y potencialmente en consecuencia formas de discriminación sobre un/a futuro/a compañero/a. La clave está en que nunca los ejemplos son unívocos, ni ideales es decir siempre son ambiguos y contradictorios, integrando aspectos “positivos” y “negativos” en un mismo Perfil. Eso hace sea difícil tomar partido por uno u otro en forma automática y de éste modo permita emerger las tensiones y prejuicios existentes en todo colectivo respecto de cuáles son las cualidades que deberían tener las/os nuevas/os compañeras/os que queremos integrar a la cooperativa.

A continuación listamos algunas tensiones presentes en cada uno de los “perfiles” retratados cada Ficha para que puedan ser retomados durante el debate colectivo:

2.1. Nora G.

– Por una parte, su condición migrante de nacionalidad peruana que vive en una casa “tomada” apunta a viabilizar la expresión de prejuicios y estigmas profundamente arraigados en el sentido común (“ladrones”, “ventajeros”, buscan “trabajos fáciles”).  Por otra, la referencia al trabajo voluntario en el Centro de Jubilados y la buena inserción en la comunidad que construye desde allí, apuntan a matizar y repensar el sentido de aquellos prejuicios: no es posible determinar características morales de una persona atendiendo al lugar donde vive o a sus trayectorias laborales o educativas previas.

– Un segundo aspecto es la cuestión del “individualismo”. Por su trayectoria laboral previa parecería que Nora esta “acostumbrada” a trabajar sola, esto puede dar pie a explicitar dudas o resquemores respecto a como será trabajando en forma asociativa. En éste sentido, remarcamos a propósito la equivalencia que traza el perfil entre trabajar siempre en “forma invididual” y el hecho de trabajar “sin patrones” en una cooperativa. La idea es que puedan surgir elementos para discutir sobre la existencia de “regulaciones colectivas” explícitas o implícitas.

2.2. Lorena M.

– En éste caso lo primero que aparece como evidente para ser trabajados son prejuicios en torno a lo que podría ser considerados como “indicios” de una “mala reputación”: madre soltera + pareja conflictiva + delito x hurto + pasaje por institución carcelaria. En contraste, el perfil remarca tres atributos muy valiosos: compañerismo, lealtad y generosidad. Todos ellos asociados relacionados con quienes fueron sus compañeras en prisión.

 

– Por otra parte, la idea que el trabajo en la cooperativa es sinónimo de mayor “libertad” para moverse con los horarios y compromisos asociados a su situación familiar, puede dar pie a algunos interesantes debates: ¿Esto es algo “dado” o en todo caso debe ser “ganado” a partir de evidenciar compromiso y responsabilidad

PRINCIPIO QUE PROBLEMATIZA:

1 – MEMBRESÍA VOLUNTARIA Y ABIERTA DE LOS SOCIOS

Tal como sucede en la mayoría de las cooperativas, el ingreso de nuevos socios/as se basa en la existencia de lazos preexistentes (parentesco, vecindad, etc). En general, quien se incorpora es, de alguna manera, “recomendado” por alguien que ya es socio. Textiles Pigué es una recuperada que se ha propuesto como orientación política la generación de nuevos puestos de trabajo, de allí que la incorporación de nuevos socios resulta una práctica frecuente. De hecho, existe una suerte de “lista de espera” constituída en su gran mayoría por personas que tienen un vínculo directo con algún asociado. La existencia de ésta lista implica que no hay favoritismos, incluso los “recomendados” deben adecuarse a este mecanismo democrático que regula las incorporaciones. Sin embargo, existe una excepción generada desde el propio Consejo de Administración. Una forma en la cual este mecanismo es “salteado” para promover una incorporación directa y sin “padrinazgo”, que tensiona ésta lógica del ingreso basado en relaciones de afinidad, a partir de llevar a fondo la práctica de la solidaridad. Esta “excepción” consiste en proponer la incorporación como asociados/as a compañeros/as que vienen de transitar alguna experiencia de institucionalización derivada de problemas con la justicia, consumos problemáticos, etc.

Todo lo que se genera alrededor de éste mecanismo de excepción es justamente lo que produce el aprendizaje que se deriva de ésta experiencia y que nos permite “problematizar desde la práctica” este primer principio del cooperativismo. Básicamente, porque nos señala que los prejuicios sobre los que operan discriminaciones de distinto grado y complejidad nos atraviesan como sujetos y como colectivos, aún en aquellos que están organizados en base a prácticas de solidaridad y compromiso con la comunidad, como las cooperativas. En éste caso, la instancia de incorporación de nuevos socios se vuelve reveladora del modo en el cual estos prejuicios que existen en forma latente, se materializan y hacen presentes en la práctica cotidiana .

Una primera clave que se deriva del aprendizaje puede ser formulada de este modo: La incorporación de nuevos integrantes atendiendo el principio de no discriminación no puede considerarse como “dada”, hay que construir herramientas para volverla efectiva en la práctica cotidiana. La experiencia de Textiles Pigue resulta sumamente pedagógica al respecto, de allí su centralidad para éste proyecto, porque al organizarse sobre un caso “extremo” permite evidenciar claramente cómo “operan” los prejuicios en la práctica y desde allí a través del ejercicio de autoformación “espejar” con lo que ocurre en la cotidianeidad de otras experiencias con casos que no son “extremos” pero donde justamente es posible reconocer el peso de estas “discriminaciones y prejuicios” que parecen banales pero que tienen efectos en la construcción de relaciones dentro de cada espacio. En todo caso el aprendizaje junto al ejercicio de auto-formación permiten visibilizar y poner en discusión estas temáticas sensibles que resultan esquivas y no evidentes cuando se proponen dinámicas de discusión en los colectivos.

Una segunda clave que aporta el aprendizaje indica que la incorporación de un/a compañero/a sobre los que pueden pesar estos prejuicios (tal como sucede con el pasaje por instituciones de encierro o contención social) requiere de mucho más que la voluntad política de habilitar estos ingresos. Por el contrario, es preciso “construir” las condiciones y disposiciones en forma previa y posterior a la incorporación de éstos/as nuevos/as compañeros/as. En general, la previsión de un periodo y un proceso de adaptación se contempla cuando cuando ingresa un nuevo compañero/a pero básicamente siempre se vincula a la labor y la tarea en sí, p.e. periodos de formación técnica o profesional, progresividad en las responsabilidades, etc. Pero en éstos casos como vamos a ver en

este aprendizaje, también puede ser necesario trabajar en la progresividad del horario (hasta la jornada completa) y otras acciones que faciliten la “habitabilidad” del nuevo espacio y sus particularidades (usos celular, relaciones entre compañeros en espacios comunes, etc). Este aprendizaje nos enseña que la incorporación de nuevos compañeros/as no sólo requiere que éstos puedan incorporar una serie de disposiciones actitudinales y vivenciales frente al trabajo en particular y la historia de la organización, etc. Es también necesario que la propia organización genere las condiciones para que esta incorporación tenga lugar y esto supone hacer un proceso auto-reflexivo entre las/os compañeras/os con más antiguedad. Es importante por lo tanto destacar que este proceso no es automático y no se termina estableciendo la igualdad de tratamiento en las relaciones laborales, ni se resuelve concentrando la atenciòn exclusivamente en las condiciones que tienen a ver con el trabajo.

La tercera clave señala que este proceso debe ir ajustándose (y modificando) a medida que se desarrolla. El proceso es distinto para cada compañero/a que se incorpora, así como de los contextos relacionales que lo reciben y no siempre las herramientas pensadas son correctas o suficientes. Una buena predisposiciòn por parte de los compañeros a superar las dificultades y las diferencias iniciales y crear un contexto en que se pueda sentir cómodo resulta fundamental y como señala el punto anterior, esto debe ser planificado en forma previa. De hecho Textiles Pigué intentó varias ve-

ces, no siempre con éxito, colaborar con proyectos como Envión o el Patronato de los Liberados, para sumar nuevos socios. Estas experiencias “sin éxito” sin embargo permitieron generar aprendizajes que posibilitaron que con Christian, un pibe que venía del Programa Envión y protagonista de este aprendizaje, que el sentido profundo de ésta “excepción” logre finalmente ser incorporado y compartido por el resto de los asociados. El proceso ha sido progresivo por ambos lados. Por una parte, ha sido fundamental la voluntad de hacerse cargo de responsabilidades y las ganas de aprender de Christian en acompañamiento con los profesionales y colaboradores del Programa; pero al mismo tiempo por el otro, ha sido clave el trabajo institucional la buena voluntad por parte de los compañeros de abrir un espacio de relación, también personal, de que pudiera sentirse parte.

Vídeo

Sección Descargas

  • Guía de implementación: pautas metodológicas y temas sugeridos para dinamizar el debate
  • Fichas de ingreso: reflexiones sobre la experiencia abordada en la actividad
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Descargas

Guía de implementación

¿Qué encontraras en esta guía?

Pautas metodológicas y temas sugeridos para dinamizar el debate.
DESCARGAR

Fichas de ingreso

¿Qué encontraras en este texto?

Reflexiones sobre la experiencia abordada en la actividad
DESCARGAR
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?